Tu casa, tu hogar… manos a la obra!

Home / Articles / Tu casa, tu hogar… manos a la obra!

Tu casa, tu hogar… manos a la obra!

Tu casa, tu hogar…manos a la obra!!

Nuestra casa se debe convertir en un hogar, NEREDO puedo ayudarte asentar las bases para ello de ser un lugar confortable y esto se logra a través de los muebles, la decoración, temperatura, luz, salubridad, eficiencia, higiene y seguridad.

Nuestras casas son muy importantes para nosotros. Son el lugar donde nos sentimos seguros, somos nosotros mismos y descansamos después de las largas jornadas de trabajo. Pero convertir una casa en un hogar acogedor no siempre es fácil. Porque un hogar tiene que decir mucho de sus habitantes, tiene que inspirarnos, relajarnos y ¿por qué no? hacernos liberar endorfinas cada vez que miremos nuestro salón, nuestra cocina o nuestra habitación preferida.
Las piezas únicas y los hallazgos con personalidad le darán ese toque único y auténtico, pero antes de llegar a eso, tenemos que sentar las bases: la distribución de espacios, los colores, la luz, el estilo, etc.

Lo primero que hay que asegurar, es que nuestro hogar sea una vivienda saludable, en la que la temperatura y la humedad sean las adecuadas, así como que esté libre de ruidos. Para estos factores es muy importante un buen aislamiento de cubiertas, puertas y ventanas.

Es muy importante decórarla personalmente, se le debe dedicar tiempo a nuestro hogar. Decide qué color o qué material son mejores para ti o te gustan más. No delegues en otros. Cada decisión que tomas respecto a tu casa es un pedacito de ti que inviertes. Es una pequeña parte de ti que dejas entre esas cuatro paredes.

Utiliza tus recuerdos, fotos de viajes, carteles, postales…piezas gráficas (carteles, postales y otros recuerdos) que llenen los rincones de tu casa. Y, aunque no hace falta tener este principio de diógenes de la gráfica, es importante que nuestro hogar refleje parte de nuestro pasado. Al final nosotros mismos somos el resultado de ese pasado.

Haz lo que puedas con tus manos, además de ahorrarte unos pesos, y siempre que tengas tiempo suficiente de hacerlo, es fantástico ponerte manos a la obra con cosas sencillas como la pintura, proyectos DIY de decoración…

Haz partícipe a tu familia, es esencial que las personas que quieres y que van a convivir contigo se impliquen del mismo modo que se planteen por ejemplo el color de unas cortinas o dónde poner los muebles.

Si consigues que tu casa te guste, que tu vivienda sea tu templo preferido: ¡bravo! cotiza con nosotros Tienes un verdadero hogar, que seguramente te gustará compartir con tus amigos y gente cercana.

fuente: unamamadiseñadora.com

Publicaciones recomendadas
<strong>Neredo Constructora</strong>